De traductora a copy-writer

¡La aventura que empezó hace un año y medio con la traducción de estos libros mágicos y personalizados para niños continúa!Photo avec livres

Acabo de firmar con mi cliente favorito, la empresa Lost My Name de Londres, un contrato de copy-writer. O sea de traductora-conceptualizadora-redactora en francés de contenidos y publicidad. Mucho más corto en inglés, ¿verdad? 😉

Estoy muy contenta y agradecida, ¡es una magnífica e inesperada evolución de mi trabajo de traductora! Va a poner a prueba mi creatividad y contribuir a desarrollarla, tendrá momentos de trabajo en equipo (via Skype), y me dedicaré a ello un par de días a la semana como media.

Ya os iré contando cómo me va. Mientras tanto, ¡lo celebro!