Queues de house

Os cuento la última de Google translate?
Sabía que escribía chorradas y cosas muy surrealistas, últimamente he leído algunas que me han hecho reír, ¡y mucho! y otras que me han hecho enfadar al ver que hay gente que puede utilizar esta herramienta para otra cosa que para entender un mail escrito en un idioma que desconoce. Para mí, este bicho no tiene más utilidad que ésta.

Y cuando una piensa haber leído las chorradas más grandes, ocurre esto…

Esta semana estuve ayudando a una amiga que alquila habitaciones de su casa a turistas y las tiene anunciadas en varias páginas web. Como no se aclaraba con tantas páginas y carpetas diferentes, juntas pusimos un poco de orden.

En una página, que por lo visto coge anuncios de otra página y los traduce automáticamente con la “herramienta” de google (si se puede llamar así) en algo que pretende ser francés, nos encontramos con el título siguiente:
Queues de house

Después de darle vueltas y vueltas, de suponer, de imaginar, de intentar entender qué podía querer decir esto, después de tomar un té, de leerlo de nuevo, de darle más vueltas, de cerrar nuestros ojos que se habían abierto de la sorpresa y la incredulidad, se nos encendió la bombilla!
Mi amiga vive en un pueblo de l’Empordà que se llama Rabos, y “rabos” en castellano podría dar “queues” en francés.
¡Primera parte del enigma resuelta!
Y , como título a sus anuncios de alquiler, ella pone el nombre de la casa: Casa Rabos.
O sea que Rabos = queues de
y Casa = House
Resultado de la traduccción: Queues de House!!

¡Esto sí que es creatividad!

Lo que no consigo entender, es por qué el bicho ha traducido una palabra en inglés y la otra en francés…
De momento no hemos encontrado ninguna posibilidad de modificar el texto y el título de presentación de su casa escrito en un francés “googelizado” para poner un texto traducido y escrito por nosotras. Así que os dejo imaginar la cara de póker de los turistas franceses que leen la descripción de su casa…